¿Qué alimentos nos relajan?

Es cierto que existen algunos alimentos que ayudan a relajarnos y a combatir el nerviosismo. Los más populares son las almendras, el plátano, la levadura de cerveza y las nueces y los frutos secos.

Otros alimentos con propiedades relajantes son el melón, la lechuga, el brócoli, el tomate y el ajo.Sin embargo, nada hay más tranquilizador que un vaso de leche caliente antes de ir a dormir. Este efecto lo tienen en general todos los lácteos, mientras no sean excesivamente grasos como cuajadas o nata. Las leches vegetales (soja, almendras o avena) son más relajantes que las de vaca u oveja.

Respecto a las plantas medicinales, las más importantes, normalmente tomadas en infusión, son la tila, la melisa, la manzanilla, la valeriana, y la pasiflora. Las dos últimas son muy utilizadas para ayudar a conciliar el sueño.

Algunos de los hábitos que podemos seguir para adaptar estos alimentos relajantes a nuestra rutina son empezar el día con un zumo de naranja natural y un desayuno a base de avena que es un cereal con propiedades calmantes que nos aporta, también, hidratos de carbono.

A media mañana, podemos optar por un plátano o una manzana. Para la comida es recomendable tomar legumbres y verduras como las espinacas, la col o las judías combinadas con pescado azul o pollo. Las opciones de postres pueden ser frutas (manzana, plátano o cítricos) y el yogur. Si tenemos la necesidad de tomar algo dulce, podemos optar por una onza de chocolate negro.

La cena es una comida importante cuando hablamos de relajación, ya que se trata de la última comida antes de ir a dormir. Es recomendable tomar sopas y caldos, ensaladas de lechuga, aguacate e infusiones o leche caliente.

Dr. Alfonso Pérez. Médico y director de equipo de EAP Roselló (CAPSE – Hospital Clínico de Barcelona)