¿Se puede condimentar la comida de los niños para hacerla más atractiva?

Uno de los trastornos más frecuentes en las consultas del pediatra es el de que el niño no come. Aparte de poder utilizar algún condimento que por su sabor e incluso por su color pueda "animar" la comida habitual, es aconsejable adquirir una serie de hábitos saludables para que la hora de comer no se convierta en una tortura para padres y niños. Es importante que haya variedad alimentaria y un ambiente alegre y confiado, no es momento para enfados ni reproches. Hay que establecer un hábito en cada comida: lavarse las manos antes de comer y avisar de que ya es la hora de dejar las otras actividades e ir a la mesa. Apagar la televisión. Demos ejemplo con nuestra dieta y comamos de manera variada, demos a probar gustos diferentes, al principio como un juego, luego el niño aprenderá a diversificar e irá ampliando su abanico de comidas.

Evitemos el famoso menú infantil con pasta y pollo y ofrezcamos variedad de frutas y verduras. Es importante no prolongar la comida más de 30-40 minutos y no llenar en exceso los platos. Si es preciso, deberemos espaciar más las comidas. Estos consejos nos serán muy utiles para superar con éxito, o al menos sin fracaso, las horas de las comidas.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud