¿Un deportista necesita más vitaminas, minerales y proteínas diariamente que una persona sedentaria?

Un plan de alimentación para un deportista es similar al de cualquier otra persona en cuanto a variedad y tipo de nutrientes, pero las necesidades de energía aumentan, ya que el gasto de la misma es sensiblemente mayor.

La mayor parte de la energía proviene de la ingestión de los carbohidratos. Se recomienda que el 60% de la energía diaria provenga de éstos, y hasta el 70% en el caso de los deportistas. Las mejores fuentes son el arroz, las pastas, patatas, panes, galletas, legumbres como lentejas y garbanzos, y frutas, pero también están en las mieles, jaleas y dulces, los cuales hay que consumir con moderación.

Se recomienda que el 20-25% de las calorías provengan de la grasa, preferiblemente monoinsaturadas, ya que proveen de ácidos grasos y vitaminas.

Las proteínas son esenciales en la dieta del deportista. Entre sus funciones está la de ser el soporte del tejido osteoarticular. Se ha creído que los deportistas en general requieren grandes cantidades de proteínas; sin embargo, se pueden cubrir las necesidades diarias con una buena y variada alimentación basada en la dieta mediterránea. Las vitaminas son muy importantes como suplemento en la alimentación del deportista, aunque no aportan energía. Los suplementos vitamínicos sólo son efectivos en caso de dietas carenciales o hipovitaminosis, condiciones que no se suelen cumplir en las dietas de hoy en día. Hidratación. El agua es muy importante cuando hablamos de deporte, ya que en la realización de éste hay una pérdida sustancial de agua y electrólitos por medio del sudor. Es fundamental la reposición de líquido antes, durante y después del ejercicio, bien sea agua o bebidas isotónicas preparadas.

En cuanto a la distribución de los nutrientes, los deportistas precisan realizar generalmente de cinco a seis comidas diariamente, con un reparto de energía equilibrado, en función del tiempo de realización del esfuerzo.

En temporadas de competición o de entrenamiento intenso, los deportistas refuerzan su ingesta calórica, sobre todo a expensas de los carbohidratos.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud