¿Cómo debo guardar el aceite que he usado para freír con el fin de utilizarlo de nuevo otro día?

El aceite de oliva utilizado para freír puede reutilizarse varias veces siempre procurando usarlo para freír el mismo tipo de alimentos y filtrando previamente las impurezas tras cada uso.

Después de freír debemos dejar enfriar el aceite y filtrarlo para que no queden residuos. Existen en el mercado recipientes creados específicamente para filtrar y conservar el aceite de freír usado. Se llaman graseras y están fabricadas en acero inoxidable. Disponen de un filtro desmontable para su correcto lavado y de una tapa que permite el cierre hermético. 

Es aconsejable no guardar el aceite ya usado durante mucho tiempo y no reutilizarlo más de tres veces en el caso del aceite de oliva y una en el caso del de girasol, ya que este último resiste menos las altas temperaturas. Una vez depositado en la grasera, previamente filtrado, es conveniente almacenarlo en un lugar fresco y oscuro. El calor y la luz solar pueden eliminar algunas de sus propiedades. 

Ana Jiménez. ICE Salud