Walker Evans

La expresión gráfica de una sociedad

Temporal

Información práctica

Fecha de inicio:
Fecha de fin:
Localización:
Avda. General Perón 40, 28020 Madrid

Esta ambiciosa retrospectiva, con un centenar de fotografías vintage (copia de época) originales, mostró como Evans captó en imágenes concisas, contundentes y sobrias todas las caras de una sociedad capitalista que se presentaba al mundo como brillante ejemplo de desarrollo.

Obra
Temática :
Arte
Actividad :
Exposiciones

La exposición

El norteamericano Walker Evans (1903-1975) es considerado como uno de los referentes esenciales en la historia de la fotografía, así como el iniciador de la fotografía directa de los años cincuenta y el padre de la generación de Robert Frank, Lee Friedlander, Gary Winogrand y Diane Arbus.

Esta completa retrospectiva documentó ampliamente todas las etapas de su trayectoria a través de más de un centenar de extraordinarias fotografías procedentes de los fondos de la que sin duda es la principal colección particular de obras del fotógrafo.

La obra de Evans está lejos de lo que se consideraba arte en fotografía. Su cámara, en un estilo que se llamó documental, miraba a los hechos directamente, buscando representar las cosas en relación a sí mismas, aparentemente sin intervención, de una manera precisa, sin emociones ni tendencia a la idealización. Su trabajo hizo que, por primera vez, se entendiera que la fotografía como obra de arte podía tener la misma apariencia que cualquier otra fotografía y mostrar cualquier cosa, desde una habitación paupérrima y desolada de Alabama hasta un pasajero del metro de Nueva York ensimismado en sus pensamientos. La cualidad artística estribaba únicamente en la claridad, la inteligencia y la originalidad de la percepción del fotógrafo.

Este nuevo estilo directo que se nutre de temas a veces agresivamente ordinarios, que elimina las barreras entre lo bello y lo feo, lo importante y lo trivial, será el que en la década de los treinta facilite la penetración de la estética moderna en la fotografía americana y, a la larga, el que proporcione las herramientas básicas a otros muchos fotógrafos y artistas de las generaciones siguientes para construir su obra.

El recorrido de la muestra comenzaba con una generosa selección de sus primeras fotografías, tomadas con una Leica en Nueva York en 1928. Este primer acercamiento hacia la América real, junto con su concepción de la fotografía como algo inherente al mundo, recorre la obra de Evans como hilo conductor. Nueva York, La Habana, Nueva Orleans, Chicago, las grandes metrópolis del Este. Evans inscribió la mayoría de sus proyectos fotográficos en la exploración del tejido urbano y la acumulación de signos, enfocando su lente hacia una gama de objetos, acontecimientos y personas en encuadres y perspectivas sin precedentes.

Evans combinó la crítica social, el documental y la estética, tratando de acercar las duras condiciones de vida y la extrema pobreza de la población rural a un público ignorante de la situación por la que atravesaba el país.

Crédito obra:
Salón, West Virginia, 1935
Colección particular
© Walker Evans Archive, The Metropolitan Museum of Art