Atención integral para niños vulnerables de Barahona

La organización Amanecer Infantil ofrece a menores de la República Dominicana la atención que necesitan para curar sus heridas

La organización Amanecer Infantil ofrece a menores de la República Dominicana la atención que necesitan para curar sus heridas La organización Amanecer Infantil ofrece a menores de la República Dominicana la atención que necesitan para curar sus heridas

Niños abandonados, niños en situación de abuso y de maltrato, niños con desnutrición severa. Así son los menores, entre cero y seis años, que llegan al centro de atención integral que la organización Amanecer Infantil gestiona desde 2010 en la localidad de Barahona. Allí, con la ayuda de educadores, psicólogos y, sobre todo, con mucho amor, consiguen encontrar la paz y el equilibrio que les permite poco a poco ir curando sus heridas.

En un entorno en el que los pequeños tienen pocas oportunidades, con una alta tasa de muerte infantil, de abandono escolar y de embarazos no deseados en la adolescencia, el centro trabaja también con las familias, en particular con las madres, para desarrollar poco a poco un sistema social que proteja a los menores. El objetivo es conseguir que estas madres, que en su mayoría han sufrido violencia familiar, puedan reasumir la custodia de sus hijos, eso si, siempre con el seguimiento del centro. Y en los casos en los que no es posible, gracias a la intervención de CONANI (Consejo Nacional para la niñez y la adolescencia) los menores encuentran nuevas familias en las que echar raíces.

La zona en la que se encuentra el centro es la región sur de la República Dominicana, una zona fronteriza con Haití en la que gran parte de la población, dominicana, haitiana y haitiano dominicana, vive en extrema pobreza.

En esta área, y gracias a la labor de Amanecer Infantil, a lo largo de 2018 se ha podido mantener a 130 menores en el Centro, 150 madres, padres y tutores de niños del Centro han recibido apoyo y 280 de ellos ya se reintegraron en sus familias y se les da seguimiento.

Estamos orgullosos de colaborar con este proyecto que hace posible que muchos niños tengan un futuro.