Sanciones: conducir sin cinturón

Sanciones: conducir sin cinturón – Seguridad Vial Para Mayores Sanciones: conducir sin cinturón – Seguridad Vial Para Mayores

Las multas por conducir sin cinturón son una de las sanciones más comunes entre las infracciones de tráfico cometidas cuando se circula en un vehículo. En concreto, la multa por conducir sin cinturón es aquella sanción administrativa que se imponen al conductor o pasajero de un vehículo que circula sin llevar abrochado el cinturón de seguridad. Desde FUNDACIÓN MAPFRE os explicamos además otros aspectos relacionados con este grupo de sanciones para que conozcáis mejor las consecuencias derivadas de esta práctica imprudente.

En primer lugar, cabe puntualizar que existen dos casos en los que abrocharse el cinturón no es considerado una obligación. Por un lado, los niños menores de tres años no tienen que llevar abrochado el cinturón de seguridad, pero deben ir sin embargo debidamente sujetos mediante sistemas de sujeción infantil homologados. Por otro lado, los conductores o pasajeros de vehículos que cuando fueron matriculados no era necesario que tuvieran cinturones de seguridad no pueden ser multados por no llevar el cinturón de seguridad.

Sanciones: conducir sin cinturón – notificación de la multa

La multa por conducir sin cinturón de seguridad, al igual que muchas otras sanciones, debe ser entregada por el agente de la autoridad en el momento que se cometa la infracción. En el momento en que el agente de la autoridad vea a un conductor o pasajero circulando sin cinturón de seguridad debe pedir la detención del vehículo e imponer la multa correspondiente.

No obstante, es posible que la infracción sea percibida por un radar a través de una fotografía, aunque resulta poco probable dado que las fotografías son normalmente tomadas desde atrás, o por helicópteros encargados de controlar el tráfico e imponer sanciones a los usuarios infractores. En este último caso, la infracción es fotografiada, se toma nota de la matrícula y se procede a la notificación de la multa por conducir sin el cinturón de seguridad a través del sistema electrónico de la Dirección General de Tráfico denominado “Dirección Electrónica Vial” o, en su defecto, enviando la notificación al domicilio del denunciado.

En cualquier caso, los datos que deben aparecer en la multa por conducir sin cinturón de seguridad abrochado son: la identificación del vehículo, el día, hora y lugar en que se produjo la infracción, y el motivo de la infracción.

Sanciones: Conducir sin cinturón – regulación legal

Para las sanciones por conducir sin cinturón, el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, establece en su artículo 117 que: deberán llevar abrochado el cinturón de seguridad tanto el conductor como los pasajeros (excepto menores de tres años que deberán ir en sillitas homologadas), siempre y cuando, el vehículo disponga de los cinturones de seguridad, quedan exentos de abrocharse el cinturón los pasajeros de vehículos antiguos que cuando se matricularon no era obligatorio que dispusiesen de cinturones de seguridad.

Sin embargo, existen exenciones a llevar puesto el cinturón de seguridad, recogidas en el artículo 119 del Reglamento General de Circulación. Así, aquellos casos en que se podrá circular sin cinturón de seguridad son: los conductores al circular marcha atrás o cuando estén aparcando; las personas que por motivos médicos no puedan llevarlo, en cuyo caso deben disponer de un certificado médico que lleven siempre encima para exhibirlo a petición del agente de la autoridad; los taxistas, pero solo cuando circulan en núcleos urbanos; los conductores y pasajeros de las ambulancias; los trabajadores que estén cargando y descargando en una zona, cuando se desplacen de un sitio a otro y siempre que la distancia sea corta; y los profesores de autoescuela.

Sanciones: Conducir sin cinturón – responsabilidad y sanción económica.

En cuanto al sujeto responsable de la multa por no llevar abrochado el cinturón de seguridad cuando es un pasajero quien no lleva puesto el cinturón, es el pasajero que circule sin el cinturón, y no el conductor del vehículo, quien será considerado responsable y deberá por tanto pagar la sanción económica. Así queda recogido en el artículo 69 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Por otro lado, según el artículo 67 de la misma ley mencionada anteriormente, el importe de la multa por circular sin el cinturón de seguridad cuando es obligatorio, calificada como una infracción grave, rondará los 200 euros. Además, la imposición de esta multa puede suponer la pérdida de hasta 3 puntos del carnet de conducir.

Desde Fundación MAPFRE defendemos que la información es una de las mejores herramientas para concienciar a los conductores de la importancia que tiene respetar las normas de circulación con el fin de garantizar la seguridad en carretera. En este sentido, conocer más acerca de las sanciones de tráfico a las que nos arriesgamos serviría para fomentar la práctica de una conducción más responsable y así prevenir posibles riesgos al volante que puedan afectarnos tanto a nosotros como al resto de usuarios en circulación.