¡Acompaña a tus nietos a la escuela de una forma segura!

¡Acompaña a tus nietos a la escuela de una forma segura! ¡Acompaña a tus nietos a la escuela de una forma segura!

El itinerario escolar ofrece ciertos peligros, tanto si se hace andando como si se realiza en el coche particular y la seguridad peligra cuando se unen factores de riesgo.

Por una parte la hiperactividad de los menores y por otra el declive natural de las capacidades sensitivas, reflejos y tiempo de reacción que sufrimos los mayores cuando acompañamos a los nietos como peatones o viajeros del coche.

Porque a las edades tempranas los menores son acompañantes y nosotros los mayores somos quienes debemos tomar las decisiones, a la vez que vamos educando vialmente en las actitudes, valores y comportamientos viales. Y esta no es tarea fácil. Si se hace como peatones, hay que extremar las alarmas, pues la inquietud y vivacidad de los menores, unidas a la disminución sensorial y capacidad de respuesta del adulto pueden propiciar el accidente, sobre todo a la hora de cruzar las calles.

De la misma manera que si el trayecto se realiza en coche, donde hay que extremar las precauciones de que todos vayan bien sujetos y que las subidas y bajadas de vehículo se realicen con total seguridad.

Demasiadas cargas, responsabilidades y estrés, pero que nosotros las personas mayores, podemos llevar a cabo de un forma óptima contribuyendo a la educación y la seguridad de nuestros nietos.

Para todos mayores que acompañamos a nuestros nietos al colegio. ¡Feliz curso y una ruta segura!