Por dónde caminar con los nietos

Por dónde caminar con los nietos Por dónde caminar con los nietos

En muchas ocasiones nuestros hijos nos encargan que pasemos un rato con nuestros nietos, ya sea por simple disfrute entre abuelo-nieto o bien porque necesitan que nos hagamos cargo de ellos durante un determinado periodo de tiempo. En estos momentos, surge la oportunidad de que vayamos con ellos al parque, al colegio o simplemente a dar un paseo pero, ¿tenemos realmente en cuenta por dónde caminar con los nietos?

Normalmente para un mismo recorrido podemos tomar diferentes caminos. Y al igual que unos serán más divertidos y otros más monótonos, habrá algunos que sean mucho más seguros desde el ámbito de la Seguridad Vial y otros no tanto. Por ello debemos tomar unos minutos en pensar y reflexionar sobre nuestro recorrido para buscar la mejor opción.

La línea recta no siempre es la más segura para caminar con los nietos

Pensemos en uno de los recorridos habituales que hacemos. Éste tendrá aceras anchas y estrechas, cruces con garajes subterráneos, pasos de peatones, semáforos, etc. Pues bien, para empezar el recorrido más seguro será aquel en el que se cruce en menos ocasiones la carretera.

Porque todos sabemos que cruzar una vía representa uno de los mayores peligros. Por supuesto, no hablamos de cruzar lejos de cualquier paso habilitado para peatones (eso no debería ni pasarse por nuestra cabeza) pero si realizando un pequeño rodeo nos ahorramos algún cruce, perfecto. Porque ahí reside uno de los secretos y es que para caminar con nuestros nietos, busquemos siempre la opción más sencilla.

De igual forma si podemos elegir entre cruzar por un paso de peatones o por un cruce regulado por un semáforo, elegiremos siempre esta segunda posibilidad ya que además de ser más seguro, podremos jugar con nuestros nietos mientras esperamos a que la luz para los peatones se ponga en verde, hacerle ver que aunque tengamos preferencia, cerciorarse de que los vehículos van a detenerse correctamente, etc.

Por último, no debemos olvidarnos que la acera no siempre es completamente segura para los peatones. Debemos guardar especial atención a las salidas/entradas de los garajes así como evitar caminar demasiado cerca del bordillo, sobre todo en aquellas zonas en las que los vehículos estacionan en forma de batería.

Hagamos que caminar con los nietos sea toda una experiencia.