Bicicleta normal o bicicleta eléctrica, ¿qué nos conviene más?

Bicicleta normal o bicicleta eléctrica, ¿qué nos conviene más? Bicicleta normal o bicicleta eléctrica, ¿qué nos conviene más? play

¿Sueles ir en bicicleta y estás pensando en pasarte a la eléctrica? Lo cierto es que este último medio se caracteriza por la ayuda en el pedaleo, evitando tener que realizar esfuerzos extra. Abordamos en este artículo las ventajas de uno y otro para que podamos tomar la mejor decisión.

Si lo que buscas es hacer ejercicio de manera moderada, seguramente la mejor opción sea la bicicleta eléctrica. Se trata de una bicicleta normal pero con pedaleo asistido, una opción que cada vez está ganando más adeptos entre las personas. Y es que requiere de un menor esfuerzo físico y permite a la vez seguir disfrutando de todas las ventajas de ir en bicicleta.

Es ideal para la ciudad y nos ayudará en aquellos momentos concretos de mayor esfuerzo físico, en desniveles o para evitar obstáculos.

Por un lado, nos encontramos que si queremos empezar a utilizar la bicicleta eléctrica, es recomendable realizar unas sesiones prácticas previamente en un circuito cerrado para acostumbrarnos a su funcionamiento.

Por otro lado, también debemos tener en cuenta que requiere de un mayor mantenimiento. Hay que mirar con frecuencia cómo se encuentra el estado del motor y de la batería, así como del resto de componentes eléctricos y aquellos otros como ruedas, frenos o cadena. Aquí se aconseja seguir las indicaciones del fabricante.

También suelen ser más pesadas que las bicicletas normales pero, por el contrario, también son más rápidas. A pesar de todo, debemos tener en cuenta que no es considerado un vehículo a motor y que, por lo tanto, deben seguir circulando como bicicletas por los carriles bici y respetando las normas de tráfico. Además, también hay que tener en cuenta que a pesar de ser más rápidas que el resto de bicicletas, son más lentas que los ciclomotores.

Bicicleta cotidiana: más ejercicio

Si lo que buscas es realizar ejercicio en una mayor intensidad y tu salud te lo permite, una buena opción es la bicicleta de toda la vida. Aquí no contaremos con la ayuda al pedaleo que ofrecen las bicicletas eléctricas, aunque dependiendo del modelo también notaremos un mejor uso o rendimiento.

Es menos pesada y requiere de un menor mantenimiento. En todo caso, debemos hacer las revisiones habituales.

Os recomendamos el artículo ‘¿Te mueves en bicicleta? Consejos básicos de seguridad vial ciclista’, ‘¿Quieres volver a ir en bicicleta? Consejos para retomarlo’ y ‘Consejos para ciclistas específicos para personas mayores’.

Lo cierto es que todo dependerá de si necesitamos o no ayuda en el pedaleo. Si nos cuesta subir cuestas o por ciertas calles, recurrir a la bicicleta eléctrica es una buena opción. Sin embargo, tendremos que ser especialmente precavidos, especialmente por su peso y la mayor velocidad que alcanza.

Vídeos relacionados

Consejos para ciclista urbano

Recomendaciones para ciclista en carretera