Luces de Bohemia. Artistas, gitanos y la definición del mundo moderno

02.FEB.2013           05.MAY.2013

Nomadismo y libertad intelectual en el arte

Vicent van Gogh
Las caravanas, campamento gitano cerca de Arles
, 1888
Musée d’Orsay, París
© RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / Hervé Lewandowski

Inicio > Arte y Cultura > Exposiciones > Histórico de exposiciones > Exposiciones 2013 > Luces de Bohemia. Artistas, gitanos y la definición del mundo moderno

Exposición

 

02.FEB.2013         05.MAY.2013

Esta muestra nos presentó los orígenes de la  bohemia artística describiendo su vínculo con la representación de los gitanos en el arte, a través de un centenar de obras maestras de artistas como Goya, Watteau, Gainsborough, Teniers, Corot, Delacroix, Courbet, Manet, Degas, Sorolla, Sargent, Signac, Van Gogh o Picasso, entre otros.

La exposición

El concepto de bohemia artística se forjó a mediados del siglo XIX, entre el Romanticismo y el movimiento realista. Los artistas comenzaron a valorar por encima de todo su libertad creativa, aunque ésta conllevara su marginación frente a la sociedad o su fracaso ante el público.

Desde el siglo XIX, la bohemia gitana y la bohemia artística se convirtieron en modelos privilegiados para los creadores que buscaban representar y representarse en esa alteridad. Esta exposición quiso indagar sobre esa historia común, incidiendo en los encuentros y las disparidades entre dichas “bohemias” y su papel determinante en el nacimiento del mundo moderno.

La pintura, la literatura, la prensa, la canción, la ópera y el cine han contado muchas historias de jóvenes talentos condenados a vivir en la miseria para defender su arte. Este tipo de historias alimentaron el imaginario colectivo sobre los gitanos y vagabundos y dieron forma a la necesidad de los artistas de vivir de una forma más libre y auténtica. La vida bohemia se convirtió, así, en uno de los grandes mitos de la modernidad.

Cuando a mediados del siglo XIX muchos jóvenes artistas rechazaron las reglas y quedaron fuera del sistema académico, se refugiaron en las buhardillas y en las tabernas de París. Convencidos de su talento e incomprendidos por la crítica, compartieron con los gitanos una marginalidad y una miseria que fue, poco a poco, mitificada como premisa de libertad artística y espiritual.

Este mito se inscribió dentro de la historia, rica y compleja, de los bohemios –de las etnias gitanas errantes–, cuyo nomadismo ha venido siendo tipificado por la< historia del arte y la literatura como símbolo de una vida sin normas ni ataduras, libre de las convenciones burguesas.

También te puede interesar

El Sacrificio de Caliroe, 1765
CCIB, plaza de Willy Brandt 11-14, 15 de junio de 2011
New York City, 1963
Vista de la Puerta del Ángel, 1902