Vuelta al cole: el autobús escolar perfecto

Vuelta al cole: el autobús escolar perfecto Vuelta al cole: el autobús escolar perfecto

Que los nietos vayan siempre seguros es algo que quieren todos los abuelos. El desplazamiento de casa al colegio y viceversa es por ende una de las mayores preocupaciones. Y es que es importante contar con un autocar o autobús que esté en perfectas condiciones para garantizar una seguridad óptima.

Puntos que debe tener el autobús escolar perfecto

  • Debe ser relativamente nuevo. Con esto nos referimos a que no puede superar los 16 años de antigüedad. Debemos tener en cuenta que cuanto más nuevo sea, tendrá mayores sistemas de seguridad y puede que más tecnología adicional para evitar accidentes. Se aconseja que tenga menos de 10 años.
  • El lugar del conductor debe estar correctamente separado y delimitado y contar con cristal transparente.
  • Debe llevar instalados sistemas de retención. Desde octubre de 2007 se deniega la matricula a cualquier autobús que no lleve instalados sistemas de retención. Deben llevarlos equipados desde fábrica.
  • Los niños comprendidos entre cinco y once años deberán utilizar cinturones de seguridad de tres puntos y se deberá disponer de cojines elevadores de distintas alturas, en función de su edad y estatura, que permitan ajustar el cinturón a sus medidas. Cuando no se cumplieran estas condiciones, los cinturones no podrán ser utilizados por niños de estas edades.
  • Debe contar con la señalización relativa a transporte escolar. De esta forma, el resto de usuarios de la vía tendrán mayor precaución con este vehículo. Esta señalización debe ir delante y detrás del vehículo.
  • Por supuesto, debe haber superado la inspección técnica en las fechas indicadas (cada año siempre que el vehículo tenga menos de 5 años y semestralmente si tiene más de 5 años) y contar con el seguro obligatorio.
  • Tiene que contar con plazas para personas con discapacidad.
  • El suelo/piso del vehículo no debe ser deslizante. Además, los colores de las escaleras tienen que ser llamativos para ser adecuadamente identificados.
  • El autobús deberá contar con barras en las puertas de acceso para facilitar la subida y la bajada de los menores.
  • El autobús debe contar con una estructura óptima, que haya superado pruebas de ensayo y con zonas deformables que absorban impactos. Igualmente contará con ventajas de emergencia.
  • Todas las puertas, en caso de emergencia, deberán abrirse fácilmente desde el interior y desde el exterior, no podrán ser accionadas por dispositivos de reserva de energía y dispondrán de un dispositivo que avise al conductor cuando no estén completamente cerradas.
  • En el caso de los asientos con hueco a la escalera o que no estén protegidos por el respaldo de otro anterior, tiene que tener un elemento fijo de protección. Así, si estos asientos están ocupados por niños de 5 a 11 años, los cinturones deben ser obligatoriamente de 3 puntos de anclaje y disponer de cojines elevadores.
  • Igualmente debe contar con un acompañante cuando el 50% de los niños transportados tenga menos de 12 años. El acompañante tendrá que ir identificado con chaleco reflectante. Además, tiene que ser el primero en bajar del vehículo y comprobar que es seguro que el resto de pasajeros se baje.
  • El conductor debe reunir los requisitos idóneos para el transporte de viajeros y demostrar una conducción óptima y gran responsabilidad.
  • La duración máxima del trayecto no debe superar la hora. Además, todo el recorrido que realice, así como las paradas, deben estar autorizadas previamente.
  • Los menores de 12 años no podrán utilizar la plaza o plazas contiguas a la del conductor.
  • Debe ir a 10 km/h por debajo de la velocidad establecida en la vía.