¿Cómo se deben transportar a los recién nacidos en el coche?

¿Cómo se deben transportar a los recién nacidos en el coche? ¿Cómo se deben transportar a los recién nacidos en el coche?

Acabamos de ser abuelos y llega el momento de trasladar a nuestro nieto recién nacido en el coche. ¿Sabes hacerlo de manera segura? En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, os damos una serie de recomendaciones dirigidas tanto a padres como abuelos. Y es que pueden surgir muchas dudas cuando se trata de transportar al recién nacido en sus primeros días de vida. Nunca llevaremos al bebé en brazos, aunque sea un trayecto de corta duración.

Es importante que el recién nacido vaya seguro en el coche desde el primer día, desde su primer viaje. En muchas ocasiones podemos apreciar graves imprudencias al respecto: gente que sale de los hospitales y transporta a sus hijos en brazos. ¿Somos conscientes del riesgo?

Por este motivo, debemos cuidar este momento y ser precavidos. Con antelación deberemos tener en cuenta los sistemas de retención infantil como sillitas, la medida de seguridad más importante para los niños, también para aquellos que acaban de llegar. 

Tendremos que adquirir una silla específica para recién nacidos y bebes pequeños o prematuros (si se da el caso). Tendremos lista esta silla desde el mismo momento en que se dé a luz.

La sillita puede ser prestada. Sin embargo, si es así, deberemos comprobar que se encuentra en perfecto estado, que es la idónea para la talla y peso del bebé, que funciona bien todos sus anclajes y que está correctamente homologada. Por el contrario, si debemos o queremos adquirir una silla nueva, os recomendamos este ‘Comparador’

Lee bien las instrucciones, practica su instalación en el coche antes de dar a luz y si tuvieras cualquier duda, consulta con tu médico o con el fabricante (según las cuestiones que puedan surgir)

Recuerda que los sistemas de retención infantil deben colocarse en la parte trasera del vehículo. Se aconseja que sea mirando hacia atrás. Coloca al bebé, comprueba que los glúteos están en el fondo de la silla, que la espalda está completamente recta y apoyada en el respaldo. Abrocha todas sujeciones necesarias.  También es recomendable que un adulto se coloque detrás con el menor para vigilarle. 

Debemos tener en cuenta que la ropa que vayamos a poner al recién nacido debe permitir el correcto ajuste del arnés de seguridad para que el bebé quede bien sujeto. Recuerda que los saquitos pueden dificultar esta sujeción. Si queremos colocar una manta, ésta deberá estar por encima del arnés, después de que el bebé esté correctamente abrochado y sujeto. 

La mayoría de los recién nacidos pueden utilizar cucos, capazos o sillas portabebés. Sin embargo, algunos bebés prematuros, de bajo peso o con problemas respiratorios o cardiacos pueden requerir de una sujeción específica. 

Por último, recuerda que a medida que el niño crezca, se deberá cambiar la silla por otra adaptada a su talla y peso.

En ‘Seguridad Vial Infantil’ han elaborado una infografía donde se explican en detalle qué debemos tener en cuenta: