¿Puede mi nieto ir solo al colegio?

¿Puede mi nieto ir solo al colegio? ¿Puede mi nieto ir solo al colegio?

¿Son nuestros nietos lo suficientemente responsables para ir solos al colegio? Es una pregunta que tarde o temprano llegamos a hacernos. Y es que nadie como la propia familia para saber si el niño/a tiene los suficientes conocimientos e independencia como para asumir una labor que, aunque para muchos no carece de especial importancia, sí lo es. En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, os damos algunas pautas. 

Y es que es muy difícil establecer una edad, todo depende del niño en cuestión. Es muy importante que desde la familia se enseñe al menor a caminar con seguridad y responsabilidad de manera paulatina. Son los padres y el resto de miembros de la familia, que le acompañen en su día a día, quienes deben transmitir pautas de comportamiento. Si ves que cruzas de manera adecuada, mirando para ambos lados y esperando a que todos los vehículos estén completamente parados, ellos imitarán esta acción. Por este motivo, antes de que los niños comiencen a ir solos al colegio comprueba que ellos mismos imitan tus acciones y que lo hacen correctamente, sin cometer imprudencias. 

En este sentido, en Fundación MAPFRE destacamos la campaña desarrollada por ‘SafeKids’, en colaboración con Fedex, en donde se transmiten consejos de seguridad vial para los más pequeños como peatones. A continuación, os indicamos una serie de recomendaciones muy importantes para conseguir peatones más seguros:

  • Enseña a tus hijos, desde una edad temprana, a mirar hacia la izquierda, a la derecha y de nuevo a la izquierda antes de cruzar. Recuérdales que deben seguir mirando a su alrededor hasta que hayan cruzado de manera segura.
  • Siempre es mejor caminar por las aceras o senderos, y cruzar la calle en las esquinas usando las señales de tránsito y los cruces peatonales. Si no hay aceras, hay que caminar de frente al tráfico y lo más apegado a la izquierda que sea posible.
  • Enseñe a los niños a establecer contacto visual con los conductores antes de cruzar la calle.
  • Los niños menores de 10 años deben cruzar la calle con un adulto. Todos los niños son diferentes en su desarrollo, pero la mayoría no pueden juzgar la velocidad y la distancia de los coches que vienen de frente hasta que tienen 10 años.
  • Hay que prestar especial atención a los coches que están haciendo maniobras como giros o marcha atrás.  
  • Hay que insistir en la importancia de no correr ni cruzar entre coches aparcados. Ya que debido a su altura pueden no ser visibles para el resto de conductor. 
  • Deben ponerse ropa luminosa y con colores llamativos si van a andar por la noche. 
  • Hay que hacer hincapié en las distracciones: enséñeles que deben dejar el teléfono móvil y los auriculares guardados. Si necesitan hablar por el teléfono, deben dejar de andar y pararse en una zona segura.
  • Los adultos debemos ser modelos a seguir. No cometas imprudencias.