¿Es mejor que los niños vayan con sillita mirando hacia atrás?

¿Es mejor que los niños vayan con sillita mirando hacia atrás? ¿Es mejor que los niños vayan con sillita mirando hacia atrás? play

Llevar a un niño en la correspondiente sillita mirando hacia atrás es 5 veces más seguro que los sistemas de retención infantil mirando hacia adelante. Así lo ha indicado el director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, Jesús Monclús, durante la presentación del ‘Dossier de Seguridad Vial Infantil en el Automóvil en España y Latinoamérica: Sillas Infantiles 2016’.

Y es que viajar mirando hacia atrás reduce las lesiones graves hasta un 95%, especialmente en niños de 2 a 4 años. Por ello, se recomienda usar el SRI mirando hacia atrás el mayor tiempo posible. Para ello es necesario contar con una sillita adecuada que permita esta opción. Actualmente en España hay multitud de sillitas que permiten llevar a los niños mirando hacia atrás hasta edades avanzadas.

¿Por qué es mejor mirando hacia atrás?

Se trata de la mejor forma de evitar las temidas lesiones en cuello. De hecho, muchos son los estudios y pruebas realizadas que demuestran que la manera más eficaz es colocarles mirando hacia atrás.

En caso de impacto frontal, el cuello del niño debe soportar una fuerza superior a la que es capaz de aguantar. Si llevamos al niño en un SRI mirando hacia atrás, la espalda en contacto con la sillita absorbería la mayor parte de la fuerza del impacto. La cabeza no se desplaza hacia delante de la misma manera brusca que si lo llevamos mirando en sentido a la marcha.

Infografía con consejos útiles

En ‘Seguridad Vial Infantil’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, ha llevado a cabo una práctica infografía con consejos para utilizar un sistema de retención infantil mirando hacia atrás de forma correcta.