Alberto Chicote

“Es vital que, al volante, todos seamos conscientes del daño que podemos hacer"

Es vital que, al volante, todos seamos conscientes del daño que podemos hacer Es vital que, al volante, todos seamos conscientes del daño que podemos hacer

Alberto Chicote es un personaje popular en la televisión gracias a su programa “Pesadilla en la cocina”. El cocinero lleva muchos años en el mundo de la hostelería, pero son más aun los que lleva como conductor. Confiesa no haber tenido nunca un susto grande en la carretera, lo cual, sin duda, se debe al gran respeto y precaución que muestra en la conducción.

“El objetivo es llegar a casa, le tengo un gran aprecio a mi pellejo”

Siempre utiliza el cinturón de seguridad, y el accesorio del coche al que más recurre es el de control de crucero. Nunca supera los 120 km por hora, ya que según dice “Soy de los que piensan que la carretera es un medio de transporte, no un sitio para ir haciendo el cabra. El objetivo es llegar a casa, le tengo un gran aprecio a mi pellejo”.

Le sorprende que los nuevos automóviles no tengan una manera más mecánica de ponerse el cinturón, sin embargo él lo hace por inercia inmediatamente cuando sube al coche. Incluso en el taxi, “aunque es más incomodo, pero se va más tranquilo”. Nadie en su entorno ve como una buena opción no ponerse el cinturón de seguridad.

Chicote tampoco utiliza el móvil al volante y no entiende que la gente lo haga, ya que a día de hoy casi todos los coches te permiten conectar el manos libres. “En la carretera cualquier cosa puede alterar la atención, el que va conduciendo tiene que ir pendiente de lo que tiene que hacer”.

Cursos de reciclaje y educación vial

Alberto no ve demasiado útiles los cursos de reciclaje, ya que, según dice, se trata más de un problema de civismo, no de saber manejar el coche o de saber cuales son las normas de tráfico.