Joan Roca y la seguridad vial

Joan Roca y la seguridad vial Joan Roca y la seguridad vial

Joan Roca es el mayor de los tres hermanos que en 1986 abrieron las puertas de El Celler de Can Roca, situado en la ciudad de Girona, galardonado con tres estrellas Michelín en nuestro país, y considerado el mejor del mundo, según la prestigiosa revista británica Restaurant. Joan es conductor desde los 18 años, nunca ha sufrido un accidente y disfruta de la bicicleta por su ciudad.

Joan Roca: Consejos sobre seguridad vial

Joan Roca confiesa que perdió algunos puntos por exceso de velocidad al superar ligeramente los límites debido a una falta de atención de las señales en la vía por la que circulaba. El afamado cocinero asegura que esta sanción le sirvió para concienciarse sobre la importancia de estar siempre atento a las indicaciones en carretera y la necesidad de practicar una conducción segura y responsable para evitar posibles accidentes de tránsito.

Joan Roca considera que los límites de velocidad “son adecuados y necesarios” y señala que, como en su caso, superar esos límites es a menudo “una cuestión de atención” y no de pasión por la velocidad. Por eso es importante estar siempre atentos al volante para no poner en riesgo nuestra propia seguridad ni la seguridad del resto de conductores en la vía.

Cuando preguntamos a Joan sobre la opción que eligen sus clientes para desplazarse al salir del restaurante, donde han podido degustar hasta 14 copas de vino, el cocinero nos asegura que “el parking está cada vez más vacío” y que la mayor parte de sus clientes se trasladan en taxi para evitar conducir bajo los efectos del alcohol.

Joan Roca destaca también la importancia de tomar precauciones cuando se circula con niños en el coche. En su caso, el cocinero asegura que lleva a su hija de 9 años sentada en un alzador y que su hijo, ya de 16, lleva siempre abrochado el cinturón de seguridad. Además, Joan hace hincapié en la necesaria implicación de las familias en la educación vial de los más pequeños, y destaca la calidad de la labor educativa en esta materia que se realiza desde los colegios, afirmando que “en este sentido hemos avanzado mucho.”

En su caso, Joan acostumbra a explicar a sus hijos las normas de circulación y de seguridad vial y las normas cívicas porque considera que es necesario que conozcan las reglas de convivencia que afectan al tráfico. Especialmente ahora que su hijo se acaba de sacar el carné que le permite llevar una moto de 49 c.c., licencia que requiere de una actitud prudente y responsable.

Joan Roca es además un amante de la bicicleta y aconseja su uso para una mejor salud tanto física como mental. Acostumbra a pasear en bicicleta diariamente por las calles de Girona porque, entre otros motivos, considera que “es la manera más respetuosa con el medio ambiente para moverse por las ciudades.” Además, Joan pide mayor respeto para las bicicletas en carretera, señalando que si más gente optara por este medio de transporte habría una mayor comprensión por parte de los conductores de vehículos a motor.”