Joaquín Prat

"Antes era la minoría la que respetaba los límites de velocidad y ahora es la mayoría"

Joaquín Prat Joaquín Prat

‘Me gustaría circular por carreteras en las que se me ha tenido en cuenta’, señala Joaquín Prat. El presentador es motorista confeso y se muestra especialmente preocupado con el tema de los guardarrailes. En ‘Seguridad Vial para Mayores’ hablamos con el periodista sobre radares, edad para conducir y la posibilidad de una formación continua.

Joaquín Prat lo tiene claro, el carnet por puntos ha sido decisivo en la mayor concienciación de los conductores españoles. ‘Sobre todo en lo que se refiere al uso del cinturón de seguridad y los límites de velocidad. Hoy ya ves a menos coches circulando a 160 km/h por autopista. La gente se ha concienciado y rara vez superan en más de 20 km/h los límites de velocidad. Cuando yo tenía 20 años esto era impensable. Era la minoría la que respetaba los límites de velocidad y ahora es la mayoría’.

Preguntado por el incremento de las víctimas mortales y su relación con el aumento de los de los desplazamientos, el periodista entiende ‘que es un riesgo que está ahí pero lo deseable es una siniestralidad cero en las carreteras españolas. Hay factores que muchas veces no dependen exclusivamente del conductor. En ocasiones depende de otros conductores, de circunstancias climatológicas o bien del estado de la vía’.

Confiesa que le encanta conducir todo tipo de vehículo. ‘En invierno soy más de coche pero con el buen tiempo soy exclusivamente de moto, a no ser que tenga que ir a buscar a los niños al colegio. Si tengo que circular por Madrid, suelo ir en moto’.

De hecho, algo que reivindica especialmente es el estado de las carreteras. ‘No sólo las que pertenecen al Ministerio de Fomento, hay algunas carreteras de la capital que son una verdadera trampa para los motoristas.  El tema de los guardarriales es alarmante. El chasis eres tú. Me gustaría circular por carreteras en las que se me ha tenido en cuenta. El tema de los guardarrailes es algo que no acabo de entender’, señala.

El presentador recuerda especialmente un accidente grave. ‘Me quedé dormido y me salí de la vía. Estoy vivo de milagro. Y luego he tenido otro accidente leve en el que otra conductora que iba bajo los efectos del alcohol se saltó el semáforo y me dio. En moto, toco madera, pequeños percances’, relata.

Sobre los límites de velocidad, Prat se muestra a favor de su ampliación: ‘Hay determinadas vías donde se puede circular a más velocidad pero también creo que hay determinadas carreteras donde debería reducirse’.

En esta línea, considera que ‘prácticamente todos’ los radares están para recaudar. ‘Ves el radar, frenas y en cuanto lo pasas vuelves a ir a la misma velocidad. Tiene un afán recaudatorio, no disuasorio. Deberían estar en todos los puntos negros. Están para pillarte’, afirma.

 ¿Debería existir un límite de edad máximo para seguir conduciendo? Ante esta pregunta, Joaquín Prat se muestra a favor de que a partir de una edad determinada se realicen exámenes físicos y reconocimientos al igual que una prueba de conducción. ‘Un curso de refresco que tengamos que hacer, con prueba psicotécnica y prueba de conducción, para ver si es usted apto para conducir. A partir de una determinada edad, todos deberían tener que pasar por este curso de refresco’.

¿Y qué papel pueden los medios de comunicación en la reducción de la siniestralidad vial? ‘Básicamente de concienciación sobre los riesgos que implican una distracción, el consumo de alcohol y drogas al volante… La labor pedagógica que hacen los medios de comunicación, sobre todo en los más jóvenes, es fundamental’, considera el presentador. Y es que, añade, ‘llega un momento en el que tienes que poner a la gente frente a lo que es el drama de un accidente de tráfico, ver las consecuencias de una distracción... Me llama especialmente la atención el elevado número de conductores que usa el móvil y el whatsapp, así como aquellos que no se ponen el cinturón de seguridad’.

Por último, le pedimos un mensaje de seguridad vial: ‘El carril de la izquierda es sólo para adelantar’.