Jordi Rebellón y la seguridad vial

Jordi Rebellón y la seguridad vial Jordi Rebellón y la seguridad vial

Jordi Rebellón, famoso por interpretar al popular personaje de televisión Rodolfo Vilches, el doctor cascarrabias de “Hospital central”, afirma ser un conductor relajado, que ve imprescindible el uso del cinturón. Jordi Rebellón está ahora volcado en el teatro y en la actualidad forma parte de la obra “Desclasificados” en el Bellas Artes de Madrid.

Jordi Rebellón: Consejos sobre seguridad vial

Jordi Rebellón, de 56 años, es conductor desde que tenía 18, pero actualmente comenta que no acostumbra a coger el coche en ciudad salvo en ocasiones muy concretas. Asegura que utiliza el coche principalmente para viajar por carretera desde Madrid, donde reside actualmente, hacia Barcelona, su tierra natal, o Murcia, donde el actor tiene familia.

Las medidas de precaución que sigue Jordi Rebellón son muy sencillas, como por ejemplo, salir de viaje con tiempo y programar las entradas y salidas de las ciudades para no llegar en hora punta. Además, el actor afirma que le gusta conducir tranquilo, relajado, sin prisas y despejado. En caso de sentir sueño, Jordi opta por detener el vehículo o poner música para mantenerse despierto. Además, cuando lleva a alguien más, procura ser todavía más responsable al volante.

En referencia al nuevo sistema de carnet por puntos, Jordi comenta que ha ayudado a mejorar la seguridad en las carreteras porque “la gente tiene miedo a las sanciones, a que le quiten puntos y se quede sin conducir”. Sin embargo, el actor puntualiza que debería multarse también a quienes vayan a velocidades demasiado reducidas por el carril izquierdo ya que esto constituye también un peligro para la circulación del resto de usuarios en la vía.

Jordi Rebellón afirma que a pesar de circular deprisa cuando viaja solo, nunca traspasa los límites establecidos porque es una imprudencia muy arriesgada. Propone además una mayor vigilancia de las carreteras por parte de la policía con el fin de multar, no sólo a los conductores que sobrepasan ligeramente la velocidad permitida, sino especialmente a aquellos que conducen como locos a velocidades superiores a 200 km/h. A este respecto, asegura estar a favor de los radares fijos, los cuales considera adecuados y necesarios, pero en contra de los radares móviles.

Sobre el estado de las carreteras, Jordi Rebellón considera que las autopistas y autovías están en buen estado, pero puntualiza que “las carreteras secundarias se podrían mejorar, sobre todo los puntos negros; se debería invertir en eso y en las señales: a veces no las entendemos, y otras son contradictorias”.

En opinión del actor, no se debería conducir nunca bajo los efectos del alcohol porque su ingesta incrementa el riesgo de sufrir un accidente. Asimismo, asegura que el uso del cinturón en el vehículo es fundamental porque es indiscutible que salva vidas, minimizando en muchos casos las consecuencias físicas de un accidente de tránsito.

Por último, Jordi Rebellón opina que con la actual tecnología, no hay excusa para usar el teléfono móvil mientras circulamos. Si nuestro vehículo dispone de bluetooth, debemos utilizar siempre el dispositivo de manos libres para atender cualquier llamada y así evitar distracciones al volante.