Luis Moya

“Me parece vital que la formación vial se haga en los colegios”

Luis Moya Luis Moya

Luis Moya pasará a la Historia como el copiloto de Carlos Sainz en cientos de competiciones de rally, y también como uno de los copilotos más laureados del Campeonato Mundial de Rally. Sin embargo, Moya siempre ha sido también un firme defensor de la seguridad vial y de la importancia de la formación a todas las edades. Con él hablamos durante un rato, siguiendo su vertiginoso pero claro discurso que le es tan característico y del que se puede leer tanto directamente como entre líneas.

  • ¿Cuál es tu visión sobre la sensibilidad que existe en la sociedad hacia la seguridad vial?
    Se ha mejorado mucho desde que yo me saqué el carnet, o desde que tenía veintipocos años. Entonces había mucho menos control, reconozco que los jóvenes éramos más alocados  que los de ahora. Cada vez se hace más hincapié en lo de la seguridad vial y se busca mejorar, que haya menos accidentes para todo el mundo en general: para los mayores o para los pequeños.
    Lo que no me gusta y nunca me ha gustado son las limitaciones en las autopistas. Considero que no tiene sentido que mi padre, con un Seat 1500, pudiese ir a 120 km/h y yo, con un coche como los que hay ahora, que aceleran, que frenan, que se sujetan bien, no pueda ir más deprisa. Yo voy a Alemania con cierta frecuencia y no pasa nada por ir a 150 km/h. Además, te concentras más, y los coches reaccionan de otra forma hoy en día: son infinitamente más seguros que antes. Por otra parte, en autopistas apenas hay accidentes fatales. Los accidentes fatales son en las carreteras secundarias, que es donde hay que hacer el gran esfuerzo. 
  • ¿Crees que la gente tiene suficientemente claras las condiciones que permiten circular a una velocidad mayor? Por ejemplo: mayor distancia de seguridad, alternancia en los ritmos cuando cambian de autopista o autovía a  carreteras secundarias…
    No. Yo creo que no hay suficiente formación como para que la gente lo haga. Incluso hay cursos de conducción que ayudan a salvar situaciones de riesgo que creo que serían muy importantes, porque en la autoescuela te enseñan a arrancar en cuesta y a frenar en un semáforo, nada más. Porque no es su trabajo tampoco enseñarte más, pero hay que tener un poquito de control sobre el vehículo. Conociéndote el coche un poco mejor, yendo a una escuela donde te enseñen qué hay que hacer cuando el coche se te va de atrás o se te va de delante, o qué hay que hacer cuando voy a la nieve a esquiar, saber lo que se puede hacer.
    Y que salga natural, porque normalmente cuando vamos a un destino, si a una persona le preguntas qué es lo que ha visto entre que ha salido de su casa y ha llegado a su destino me dirá: “Nada”, porque no se entera. O va pendiente del GPS, o va con el móvil aunque sea con el  manos libres, o lo que sea, y no sabe lo que ha pasado por el camino. 
  • ¿Y cómo se puede atajar esto? Porque si planteas la obligatoriedad de una formación continuada, de un reciclaje continuado, puedes tener una reacción un poco adversa, porque la obligatoriedad no gusta, pero la experiencia dice que de manera voluntaria esto tampoco funciona.
    A lo mejor con una solución intermedia. No obligar a hacerlo pero dar una facilidad para que la gente pueda ir a cursos de estos y aprender, ya no sólo a conducir sino a caminar por la calle. Yo muchas veces me he metido con los peatones, porque he visto muchas veces, sobre todo en gente joven, que se les pone el semáforo en rojo cuando están a medio cruzar la calle y miran hacia el coche como diciendo: “Ya se quedará”. Y hay que tener cuidado. Por ejemplo, cuando tú miras una estadística sobre atropellos a peatones, los que se hacen daño o se matan van con ropa oscura generalmente. Con ropa clara es mucho más difícil porque se te ve mejor. 
  • Y más cosas que se podrían enseñar...
    Ahora la Dirección General de Tráfico recomienda circular con la luz de cruce encendida. Yo eso lo haría total y absolutamente obligatorio, lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo. Cuando voy por autopista o autovía, o por carretera secundaria, suelo ir siempre con las luces encendidas, porque sé que me ven mejor. Sobre todo si tienes un coche gris, porque un coche gris en la carretera no se ve muy bien, y sin embargo con las luces encendidas te ven mejor. 
  • En esto que hablabas de los peatones, ¿qué papel crees que debería tener la familia en su educación desde que son niños?
    La familia tiene que educar en muchas cosas. Cuando tú vas por la calle, oyes que dicen: “Cuidado, mira al cruzar”. Pero esto es un trabajo de todos: es un trabajo de los colegios, es un trabajo de la Dirección General de Tráfico… Todos tienen que ayudar un poquito, no tiene que hacerlo todo uno. Hay casas en las que a lo mejor los papás son más pesados que otros, en el buen sentido, se preocupan más de que los hijos…
    En casa es importante, por supuesto, que expliques que cuando se cruza hay que mirar, pero yo creo que es en los colegios donde hay que hacer el esfuerzo más grande, con charlas de seguridad vial..., pero siempre cosas que sean amenas y divertidas, que no sea una clase, porque los niños no van con ganas a una clase. Si les dices que van a jugar y se van a divertir, entonces sí. 
  • ¿Y cómo debería ser el trabajo del día a día en los colegios?
    No deberían ser actuaciones puntuales, sino que esto debería estar estipulado y normativizado. En los colegios los niños estudian igual que estudié yo, y que mi padre, mi abuelo y mi bisabuelo. Con ordenador o sin ordenador, pero se sigue estudiando lo mismo. Y tú luego cuando terminas de estudiar haces una carrera o no la haces, y al final de lo que has estudiado no te acuerdas de nada.
    Te pongo un ejemplo. Yo lo que conozco ahora, por ejemplo que la capital de Rusia es Moscú, no lo conozco porque lo haya estudiado sino porque he viajado mucho y esto me lo ha enseñado. Yo creo que la formación para el resto de nuestras vidas viene en esas edades. Tenemos que formarnos en otro sentido. La formación hay que cambiarla. Por ejemplo, cuando a uno le gustan mucho las Matemáticas y en cambio en Historia no le gusta hincar los codos, algo hay que hacer con esa persona: guiarlo por las Matemáticas. Porque además las empresas hoy buscan especialistas, y si los especializamos desde pequeños es mejor.
    Y con la seguridad vial, lo mismo. Es mucho más fácil darles a los chicos una buena formación y cuando llegan a mayores las cosas les salen de forma natural. Me parece vital que la formación vial se haga en los colegios, llevar a gente conocida que les dé una clase divertida, con imágenes graciosas, para que se les quede bien. Porque si les dicen que van a una clase y tienen que aprender cosas… y como sepan que no hay un examen a final de mes, pues todavía más.