Anthony Hernandez. Una mirada desconcertante

31.ENE.2019           12.MAY.2019

Exposición en Madrid. Sala Fundación MAPFRE Bárbara de Braganza

Anthony Hernandez
Discarded #50 [Descartes n.º 50], 2014
Cortesía del artista © Anthony Hernandez

Inicio > Arte y Cultura > Exposiciones > Histórico de exposiciones > Exposiciones 2019 > Anthony Hernandez. Una mirada desconcertante

Exposición

 

31.ENE.2019         12.MAY.2019

Dónde

Sala Bárbara de Braganza
Bárbara de Braganza, 13. 28004 Madrid

Subversivo, reflexivo y social, el fotógrafo norteamericano Anthony Hernandez ha desarrollado, a lo largo de más de cuarenta y cinco años, un estilo fotográfico muy personal que gira en torno al universo de Los Ángeles, su ciudad natal, reflejando su belleza desolada y sus crecientes extensiones de asfalto y cemento.

Esta exposición, primera retrospectiva en España sobre su obra, propone un conjunto inusualmente variado de fotografías que permanecen unidas por su arrebatadora belleza formal y por su compromiso sutil con temas sociales contemporáneos. 

La muestra, organizada por el Museum of Modern Art de San Francisco, se puede disfrutar en nuestra Sala Fundación MAPFRE Bárbara de Braganza de Madrid hasta el 12 de mayo.

Anthony Hernandez ha sido organizada por el Museo de Arte Moderno de San Francisco en colaboración con Fundación MAPFRE y comisariada por Erin O’Toole.

Nacido en Los Ángeles en 1947, Hernandez, hijo de padres mexicanos emigrados y sin formación específica en fotografía ni estudios superiores, comenzó su trayectoria en las calles de su ciudad natal a finales de la década de 1960. Tras sus inicios en el contexto de la gran tradición norteamericana de fotografía de calle, su obra rápidamente evolucionó hacia otro tipo de planteamientos técnicos y estéticos.

En la primera parte de su trayectoria trabajó la fotografía en blanco y negro, poniendo el énfasis en la figura humana. Pasó del formato de 35 mm al gran formato y a partir de 1984 dio un giro a la fotografía en color, excluyendo a las personas de sus imágenes hasta llegar a fotografiar detalles casi abstractos. Su trabajo en diferentes series, que pueden abarcar varios años, mantiene la coherencia gracias a su mirada dura y directa, pero llena de belleza formal. Hernandez, hoy en día, sigue mostrando interés por cosas o lugares que no parecen destinados a ser fotografiados.

En sus fotografías de Los Ángeles, Hernandez huye de todo cliché capturando con su cámara a los ciudadanos invisibles, lidiando en la calle, esperando los autobuses o sumidos en placeres sencillos con los que sobrellevar su vida diaria. El fotógrafo tampoco rehúye temas tan desoladores como la falta de hogar, los desahucios o la desesperanza de los afectados por las crisis económicas. Pero sus imágenes van mucho más allá del documento social, en toda su obra se mantiene un interés por la belleza formal y la composición.

Uno de los grandes logros de la fotografía subversiva y reflexiva de Hernandez es que nos ayuda a pensar de modo diferente sobre los lugares y las personas que nos rodean, así como de las consecuencias de nuestra forma de representarlos. En la actualidad, como artista consagrado, continúa trabajando con tesón entre Idaho y su insustituible Los Ángeles.

Influencias: durante los catorce meses que estuvo destinado en Vietnam su tía le enviaba ejemplares de la revista Artforum, publicación que se convirtió en su única formación artística antes de dedicarse a la fotografía. Volvió a casa con la idea de ser fotógrafo y realizó su primera serie influenciado por Edward Weston.

Hernandez se implicó conscientemente en la tradición americana de la fotografía de calle, definida por fotógrafos como Robert Frank y Garry Winogrand, a quien conoció personalmente en su primer viaje a Nueva York, y Lee Friedlander. Su relación de amistad con Lewis Baltz influyó de manera determinante en su carrera.

Lugares: Los Ángeles y sus alrededores han sido y siguen siendo el contexto que mejor conoce, el territorio de gran parte de su producción; pero Hernandez ha fotografiado también en otras ciudades estadounidenses como Oakland o East Baltimore y en capitales europeas como Londres, Roma o Madrid.

El objeto: La fotografía de Anthony Hernandez ha ido evolucionando considerablemente a lo largo de su carrera, aunque el autor ha sabido mantener la coherencia pese a trabajar en series tan diferentes entre sí. El nexo de unión entre unas y otras se encuentra en su preocupación social que se mantiene a lo largo de toda su obra y en su mirada, directa, sin trucos visuales y conscientemente “dura”, como él mismo la ha catalogado.

Reafirmación: A pesar de los cambios drásticos a lo largo de toda su carrera, Hernandez se sigue considerando un fotógrafo de calle, que sale sin una idea preconcebida de lo que encontrará y elige sitios en los que pasar el tiempo buscando. Curiosamente, disfruta del proceso de descubrimiento y ve la fotografía como un medio para experimentar y comprender el mundo que lo rodea.

Dossier de Prensa: 

En caso de desear imágenes en alta resolución, rogamos que cumplimente el siguiente formulario de solicitud indicando el medio para el que la solicita.

Accede a toda la información de la Sala de Prensa

También te puede interesar

Sin título, Eurana Park, Weatherly, Pensilvania, 1982
Natura Morta, 1942
Serie Obscure Presence, 2018-2020
Campaña electoral Avda. Urdaneta, Caracas, Venezuela, 1968