Empoderando a estudiantes universitarios con pocos recursos

Los jóvenes recibirán apoyo en su primer contacto en la universidad para así poder superar las dificultades que les impidan graduarse en su carrera

El proyecto de Bottom Line Worcester Program and Operations ayuda a que estudiantes con pocos recursos se adapten a la universidad Norteamericana El proyecto de Bottom Line Worcester Program and Operations ayuda a que estudiantes con pocos recursos se adapten a la universidad Norteamericana

La Bottom Line, en colaboración con Fundación MAPFRE, pone en marcha el proyecto Bottom Line Worcester Program and Operations con el fin dar apoyo a los estudiantes recién llegados a la universidad, y con bajos recursos económicos, y ayudarles en su camino a terminar su carrera.

Los consejeros de Bottom Line son los que viajan a cada uno de los campus universitarios y se reúnen con los estudiantes en persona las veces que ellos consideren durante los años de duración de su carrera. De esta manera se aseguran que los estudiantes reciben la ayuda necesaria para superar cualquier obstáculo que se encuentren durante este tiempo.

El proyecto ha conseguido que el 78% de sus estudiantes se gradúen en los últimos 6 años. Además, les empoderan y consiguen que desarrollen su autoconfianza.

La entidad Bottom Line ayuda a los estudiantes con bajos ingresos, recién llegados a la universidad, a la hora de su adaptación en el entorno universitario y a terminar su carrera. Estamos comprometidos a establecer conexiones sólidas con nuestros estudiantes, brindándoles apoyo individual y asegurándonos de que tengan la orientación que necesitan para persistir y obtener un título universitario.