No es solo formación

El curso de la Asociación Manabí ofrece futuro en los barrios de la zona 7 de la ciudad de Guatemala

La Asociación Manabí trabaja para capacitar en emprendimiento a personas de los barrios de la zona 7 de la ciudad de Guatemala La Asociación Manabí trabaja para capacitar en emprendimiento a personas de los barrios de la zona 7 de la ciudad de Guatemala

Mejora de la autoestima, conocimiento de los propios derechos y acceso a nuevos proyectos y oportunidades son algunos de los beneficios que han obtenido los participantes de los cursos de capacitación que ofrece la Asociación Manabí. Aparte de formación reglada, los alumnos y  alumnas (en su mayoría son mujeres) obtienen muchos otros beneficios y sobre todo adquieren una nueva visión sobre su situación vital y laboral. 

El impacto de esta formación ha sido tan importante en la comunidad que la Asociación Manabí decidió reunir en un encuentro, celebrado el pasado mes de mayo, a las 40 personas beneficiarias del curso para compartir experiencias positivas y celebrar los éxitos obtenidos. 

El encuentro permitió comprobar que entre las personas que han recibido la capacitación se repite un patrón mayoritario: mujer, madre de familia, sin formación y sin posibilidades de acceder al mercado laboral.  Pero también hay hombres, como Augusto Rivas Alejos  y Erwin Raúl Herrara Ruiz que trabajan actualmente por cuenta propia y que han visto como, gracias al diploma recibido, sus oportunidades laborales han aumentado.

El curso, que además de la titulación como Auxiliar de Geriatría, pone el énfasis en promover el emprendimiento, ha permitido a los y las participantes identificar nuevas oportunidades para establecer sus propios negocios, como en el caso de Aura Guadalupe Martínez Ramírez, cuyo proyecto estará ya en marcha a finales de año. 

Para Mariela Odaliz Velásquez Salguero de Gutiérrez y Carlota Elizabeth Díaz,  la formación ha aumentado su autoestima y su optimismo para afrontar el futuro laboral, pero sus casos ponen en relevancia que todavía queda mucho por hacer, ya que sus posibilidades de acceso al empleo están muy condiciones por sus obligaciones familiares. 

Para todos los y las participantes, ha sido decisivo el hecho de que el curso se impartiera de forma gratuita, ya que una formación así es difícilmente asumible cuando las economías son muy precarias. Además el curso ha permitido construir un espacio de intercambio entre personas que no se conocían y que ahora comparten e intercambian oportunidades de trabajo. 

Hoy todos ellas tienen la oportunidad de independizarse económicamente. Hoy su futuro está lleno de posibilidades. El emprendimiento, las oportunidades y la realización personal han pasado a formar parte de sus vidas.