El deporte como estrategia de formación para los más vulnerables en Perú

233 niños y niñas fortalecen sus habilidades y valores en Huachipa

El deporte como estrategia de formación para los más vulnerables en Perú El deporte como estrategia de formación para los más vulnerables en Perú play

El proyecto Escuela Sociodeportiva “Warma Yachay” en Perú, que lleva a cabo la Fundación Real Madrid junto con CESAL y que recibe el apoyo de Fundación MAPFRE desde el año 2009, tiene como objetivo la formación a través del deporte de niños, niñas y adolescentes que viven en situación de vulnerabilidad social en de las localidades de Nievería, Jicamarca y Cajamarquilla, en Huachipa.

Esta escuela, basada en un enfoque integral de diferentes disciplinas educativas atiende a 233 menores de entre 6 y 16 años y utiliza el deporte como estrategia de formación. Los y las beneficiarias aprenden a hacer un mejor uso de su tiempo libre y fortalecen sus habilidades y valores, lo que amplía sus oportunidades de desarrollo.

En “Warma Yachay” se llevan a cabo sesiones deportivas de fútbol y baloncesto a través de las cuales se promueve la integración de otras actividades que complementen la formación de los y las menores: talleres de formación en valores, pasantías (visitas a clubs o escuelas deportivas), salidas culturales…

La metodología está orientada al refuerzo y complemento de la formación escolar de los beneficiarios, buscando evitar el abandono escolar, inculcando la importancia del aprendizaje, el trabajo, el sentido de pertenencia a una comunidad y el respeto a uno mismo y a los demás.

La Fundación Real Madrid trabaja para preservar y conservar el patrimonio histórico del club, fomentar los valores inherentes al deporte como su principal activo, favorecer la educación integral de la infancia y la juventud y la inclusión social de la población más vulnerable. Desde la primera escuela creada en Argentina en el año 2003, la labor de esta fundación ha crecido mucho y actualmente cuenta con 261 escuelas en más de 72 países de los cinco continentes que benefician a más de 33.986 niños, niñas y jóvenes en situación de riesgo.