Deporte para educar en valores a menores vulnerables en Río de Janeiro, Brasil

El proyecto FutbolNet Brasil utiliza el deporte como herramienta de transformación social

El proyecto FutbolNet Brasil utiliza el deporte como herramienta de transformación social El proyecto FutbolNet Brasil utiliza el deporte como herramienta de transformación social

Futbolnet está abierto a todo aquel que quiera inscribirse. Situado en la Villa Olímpica de Maré, el primer complejo deportivo creado por la ciudad de Río de Janeiro para promover el derecho al deporte, es un espacio en el que refugiarse de la violencia que campa en las calles. En Maré, una agrupación de 16 barrios en los que se hacinan las favelas, no hay mucho espacio público en el que estar y, por ello, la Villa Olímpica es uno de los lugares más concurridos de toda la comunidad.

Futbolnet, a través de una amplia oferta de deportes, promueve la integración social de niños y jóvenes entre 6 y 17 años, previene la violencia y construye ciudadanía con la juventud vulnerable.

Mediante la práctica deportiva y, de forma lúdica, las niñas, niños y jóvenes aprenden a regular su conducta. Las sesiones están estructuradas de manera que se pueda profundizar en distintos aspectos del desarrollo de los menores:

  1. Juegos de “romper el hielo”: para comenzar a activar el cuerpo, a modo de calentamiento.
  2. Actividades que se relacionan con la vivencia del valor.
  3. Partido en 3 tiempos de fútbol o otros deportes.
  4. Dinámicas de vuelta a la calma o una rutina de estiramientos estáticos.
  5. Reflexión final, con el objetivo de que todos los participantes compartan las diferentes situaciones que han tenido lugar y evidencien los posibles aprendizajes que hayan surgido.

Además se trata la resolución de conflictos, la diversidad y la participación. En todas las sesiones se juega un partido FutbolNet en el que no hay árbitro, lo que favorece la autonomía en la resolución de conflictos por parte de los participantes; los equipos deben ser heterogéneos en cuanto a género, discapacidad, habilidades futbolísticas, origen de procedencia, entre otros; y, por último, se ha de favorecer la participación de todos.

A través de este proyecto de Fundación Barça, 1.600 menores de Río de Janeiro tienen la oportunidad de desarrollarse de manera integral, aprendiendo a mantener el equilibrio entre lo que se piensa, lo que se siente y lo que se hace.