Cultura en movimiento

Nuestras exposiciones, los artistas, descubrimientos… y más

Nuestras exposiciones, los artistas, descubrimientos... y más

Inicio > Arte y Cultura > Cultura en movimiento

Un espacio desde el que volver a nuestras exposiciones guiados por las propuestas que críticos, historiadores del arte y la fotografía, comisarios, escritores, etc. nos aportan desde sus colaboraciones en nuestro newsletter.

Y, sobre todo, un espacio que es también un índice (al fin y al cabo, una sucesión de indicios) con el que, desde esas propuestas, acercarnos a otras obras, a otros artistas y experiencias con las que enriquecernos.

Las actividades que organizamos alrededor de nuestro programa expositivo, las exposiciones en otras salas de España y el extranjero, el valor de nuestras colecciones de dibujo y fotografía y otras noticias culturales formarán también parte regular de esta sección.

Bienvenidos. Bienvenidas.

28 exposiciones

Un plato alimentado de claridad

Alexéi von Jawlensky
Mesa negra, 1901
Zentrum Paul Klee, Berna. Depósito de colección particular

Un plato alimentado de claridad

Un plato alimentado de claridad, al que se asoman dos flores que le entregan candorosamente su color. Una mesa que se derrite como una onza de chocolate bajo el sol de la muerte. La claridad se escurre como oro por las grietas más profundas mientras el minuto y el siglo han cruzado el umbral y son los nombres más recientes del olvido. José María Parreño, escritor, comisario de exposiciones y crítico de arte, encuentra, en este plato que te sostiene la mirada, en su rosa inolvidable, la plenitud del instante.

Libertad, Igualdad, Fraternidad

Autoría desconocida
Retrato de tres hombres, ca. 1850-1855
Daguerrotipo, 1/4 de placa
CRDI. Colección Ángel Fuentes de Cía

Libertad, Igualdad, Fraternidad

La mirada invitante de tres caballeros desconocidos interpela a la autora de este texto. Claudia Kalász, traductora, traspasa el espejo de la placa pulida de este daguerrotipo realizado por un fotógrafo anónimo y se coloca en su lugar, traspasando la distancia de los siglos. La pose prolongada contribuye a la determinación de gestos y rostros y la toma, sin fondos ni accesorios superfluos, refleja una composición rigurosa.

Pensar en un hombre se parece a salvarlo

Claudia Andujar
Los yanomami queman sus chozas comunitarias cuando emigran, cuando quieren deshacerse de una plaga o cuando muere un líder importante.
Película infrarroja, Catrimani, Roraima, 1972-1976
© Claudia Andujar

Pensar en un hombre se parece a salvarlo

Este hermoso niño de ojos vegetales y rasgados se podría llamar, por ejemplo, Vital. Vital pertenece a la tribu yanomami, que significa ser humano. El autor de este texto Ángel Petisme, poeta, músico y compositor, escucha, en esta fotografía de Claudia Andújar, un grito mudo mientras la luz se abre paso entre el humo y el aire y las llamas devoran la choza en la que Vital y su familia vivían antes de tener que huir de un bosque arrasado por el dolor.

Susi Korihana no sabe quién es Ofelia

La joven Susi Korihana thëri en un arroyo
Película infrarroja, Catrimani, Roraima, 1972-1974
© Claudia Andujar

Susi Korihana no sabe quién es Ofelia

Una adolescente se deja llevar por la corriente con los ojos cerrados en el río que pasa cerca de su poblado, en la zona brasileña de Roraima, cuenca del Catrimani, en la Amazonía. Para la escritora Carme Riera, en esta fotografía de Claudia Andujar, Susi podría parecer Ofelia, tal y como el pintor John Everett Millais inmortalizó al personaje de Shakespeare, pero Susi no está muerta. Tiene toda la vida por delante para crecer, hacerse mujer y reivindicar su amenazado territorio, para seguir defendiendo la forma de vida de su pueblo: los yanomami.

Un fugaz momento de inquietud

From the series A Decade After
Looking at the epicenter, Awaji Island. Observando el epicentro, isla de Awaji, 1995
© Tomoko Yoneda

Un fugaz momento de inquietud

Isel Rivero entra en la imagen, se transforma en la niña que mira por la ventana, que respira empañando el cristal. Mira el epicentro de la isla de Awaji, explora el paisaje revisitando pesadillas de una devastación silenciosa, ensayando una aproximación a lo improbable. Desnudándose de lo reductivo, la poeta inicia un diálogo sugerente con la fotógrafa.

El sueño del rostro como paisaje interior

Alexéi von Jawlensky
Abstract head: Karma, 1933
Private collection. Photo: Alexéi von Jawlensky-Archiv S.A., Muralto

El sueño del rostro como paisaje interior

En esta obra de Jawlensky el paisaje se convierte en rostro. El propio cuadro deviene semblante, mascara frontal como figura de ensoñación. Los ojos están cerrados como meditando, en una reflexión metafísica. La cara no es solo la cara, sino el cosmos. Para Antón Patiño, artista visual y escritor, la configuración del rostro, y su intensa vitalidad cromática, es un paisaje psíquico. El cuadro es un ensimismado icono autorreferencial.

Ver lo que no está a través de lo que está

De la serie El sueño de las manzanas
Lorca’s ‘La Barraca’ overalls (El mono de Lorca en La Barraca), 2020
© Tomoko Yoneda

Ver lo que no está a través de lo que está

Un mono de mahón y color azul, con la escarapela de la compañía, el carro de Tepsis y el rostro de la diosa Talía. En esta imagen sin campo de profundidad, pero con horizonte, la mirada alcanza lo que no percibe el ojo. Ahí está lo que no se ve, lo que hay detrás. La imagen muestra lo que no existe en el plano: una ilusión de enseñanza y de ilustración, y la tragedia de un fusilamiento que nunca debió suceder. El escritor y periodista Javier Ors encuentra en la imagen de Tomoko Yoneda al poeta, al genio, sin necesidad de su presencia.

Una mirada que interroga sin preguntar

Paul Strand
Muchacho, Gondeville, Charente, Francia, 1951
Colecciones Fundación MAPFRE
©
Aperture Foundation Inc., Paul Strand Archive

Una mirada que interroga sin preguntar

¿Quién es este joven? ¿A qué o a quién se dirige su mirada, intensa, penetrante y tan testarudamente fija que se diría a un paso del estrabismo? ¿Por qué nos cuesta tanto desviar los ojos de los de ese muchacho de piel broncínea, de esa cabeza cincelada por luces y sombras que le confieren la cualidad tridimensional de una escultura? El escritor y periodista Manuel Rodríguez Rivero nos ayuda a descifrar la identidad de este sujeto cuya mirada interroga sin preguntar, cuestiona y calla, nos retrata y nos pone en nuestro sitio.

Todos fuimos Anna Attinga Frafra alguna vez

Paul Strand
Anna Attinga Frafra, Acra, Ghana, 1964
Colecciones Fundación MAPFRE
©
Aperture Foundation Inc., Paul Strand Archive

Todos fuimos Anna Attinga Frafra alguna vez

La chica ghanesa que Strand inmortalizó con su cámara, que aparece en la foto de cintura para arriba, lleva tres libros en la cabeza. Su pose no es una muestra del perfecto equilibrio con que las nativas africanas pueden llevar cualquier cosa en la cabeza, sino un símbolo de la plena incorporación al universo de la cultura de una población que pugnaba por homologarse con sus contemporáneos de otras latitudes, con orgullo, con elegancia. A través del retrato de Anna Attinga Frafra, Luis Alberto de Cuenca, poeta, filólogo, ensayista y traductor, viaja a los inicios de la humanidad.

Redes sociales

Instagram